Rinden homenaje a pescadores que perdieron la vida por Covid-19 en Cabo Blanco.

219 total views, 6 views today

El BAP Unión y los Veleros Artesanales de Cabo Blanco y El Ñuro, declarados Patrimonio Cultural de la Nación, se dieron cita el último viernes 4 de junio, frente a la costa de estas caletas para rendir homenaje a los hombres de mar que perdieron la vida por el Covid-19.

Esta emotiva ceremonia tuvo inicio en el muelle de Cabo Blanco a cargo del Ministro de la Producción, José Luis Chicoma, continuó con un toque de silencio y el lanzamiento de ofrendas florales al mar, el cierre se llevó a cabo en el muelle de El Ñuro a cargo de la Viceministra de Pesca y Acuicultura.

Se contó con la presencia del presidente del Gremio de Pescadores de Cabo Blanco, Carlos Chapilliquén, el presidente del Gremio de Pescadores de El Ñuro, Marcelino Gonzáles, el alcalde del distrito de El Alto, Jimmy Montalván, la directora ejecutiva de H2Océanos, Nina Pardo, la directora de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Piura, Carolina Vílchez, funcionarios del Ministerio de la Producción y del Ministerio de Cultura, pescadores y pobladores de la localidad.

La pesca y navegación a vela se remonta a la época prehispánica, con embarcaciones de palo balsa y velas confeccionadas con algodón, los antiguos piuranos y tumbesinos surcaron los mares llegando a tierras lejanas.

El conocimiento sobre los vientos, las corrientes marinas y la biodiversidad de Pacífico Tropical ha sido transmitido de generación en generación. La declaratoria como patrimonio cultural de la nación contribuye a preservar saberes ancestrales y a realizar prácticas sostenibles en armonía con la naturaleza.

El Mar Tropical se constituye en la zona más productiva, concentra el 72% de especies del mar peruano, abastece el 40% de producción pesquera y brinda el 50% de recursos de exportación y especies de consumo humano directo.

Compartir